¿Me lavo la cara?

flors riu penya-segat

Bienvenidas y bienvenidos :)

Estas últimas semanas he estado bastante ocupada con temas tanto personales como estudiantiles, lo que hizo que dejara el blog en segundo plano para poder concentrarme en poner un poco de orden en mi vida ;)

Hoy os quería hablar de mi piel. Como ya os comenté en Febrero, los principales problemillas que tengo con mi piel son el acné y sus marcas o cicatrices, las rojeces, y la sensibilidad. Estoy muy contenta de anunciaros que todos ellos han mejorado, especialmente el acné :) Y como sé que muchas de vosotras también estáis cursando una batalla -que parece interminable- contra el acné, pensé que mi experiencia podría seros de utilidad. Aunque cada piel es distinta, nunca está de más probar cosas que hayan funcionado en otras personas.

Creo que esta mejora en mi piel va ligada a tres cambios que he hecho últimamente en mi rutina diaria: la dieta, el maquillaje y la rutina de cuidado facial.

Si me seguís en Instagam, puede que os hayáis dado cuenta de que en el último mes he colgado bastantes fotografías de mis comidas y temas relacionados con la nutrición o el trato animal. Esto se debe a que el 7 de Marzo inicié mi transición a una dieta y estilo de vida veganos, libre de todo producto de origen animal. Si estáis interesadas en este tema, decídmelo en la cajita de comentarios, ya que me encantaría compartir recetas, recomendaciones y mi experiencia en general con todas vosotras :)

Además he tendido a usar menos maquillaje, especialmente en cuanto a la piel se refiere (evitando la base de maquillaje y productos en crema, y reduciendo la cantidad de corrector, polvos, y número de productos que me aplico).

Por último y más importante, he simplificado mi rutina de cuidado facial y me he asegurado de cumplirla. Dándome cuenta de que cuanto más sencilla es , más fácil es de cumplir. Parece obvio, pero durante bastante tiempo pensé que para tener una piel de aspecto sano tenía que usar mil y un productos específicos para cada problemilla; mito desbancado. Tengo que confesar algo, algo que creo ser la clave de la mejora de mi piel, me lavo la cara. Antes de que penséis que estoy loca y os pongáis a reír, dejad que me explique. No es hasta ahora que, sin excepción ni excusa que valga, lavarme la cara es lo primero que hago por la mañana, y lo último que hago por la noche. Iluminación divina, determina taal diferencia. Brutal. Así que si como a mí, a veces os da pereza cumplir vuestra rutina facial, especialmente por la noche cuando estamos cansadas y lo única energía que nos queda en el cuerpo es la estrictamente necesaria para arrastrarnos hasta la cama y cerrar los ojos, simplificad. Vale la pena ;)

Espero que os haya gustado esta pequeña entrada en la que os cuento un poco sobre mi vida ;) En la próxima entrada os hablaré de mis productos favoritos para cumplir con mi cometido de ¡lavarme la cara!

Muchas gracias por pasaros por mi blog, y como siempre ¡hasta la próxima!

-M.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s