Todos somos personas (punto).

mosaic tree¡Bienvenidas y bienvenidos! Hoy toca otro post de la Nube de pensar

Ya hace tiempo que visito una y otra vez un mismo pensamiento: Todos somos personas (punto). Y últimamente, he visto, oído, leído noticias y testimonios que me llevan una y otra a vez a pensar sobre esto.

Creo que admirar personas es esencial para convertirnos en una mejor versión de uno mismo, y esto es algo que la mayoría de humanos queremos conseguir – o al menos eso me gustaría pensar -. Pero me da la sensación que este “admirar” es cada vez más perjudicial tanto para el que admira como para el que es admirado.

Desde pequeña he tenido claro que no me gustaría estar en el ojo público. Porque odiaría sentirme aprisionada entre las expectaciones que tienen de mí los demás. Y creo que esta debe ser una fuente importante de infelicidad para muchas celebrities o personas famosas.

Porque creo que admirar ciegamente a una persona es un juego de expectativas, decepción, presión, infelicidad, sensación de engaño y sensación de pérdida; tanto para la persona admirada como para la persona que admira.

Todos somos personas, y solo eso. Nadie es más o menos que otro, esencialmente todos somos lo mismo: personas. Por lo que vender la vida de alguien como perfecta, es mentir y es hacer daño a esa persona y a todas las que lo ven.

Me parece que esto es especialmente perjudicial para la gente joven. Gente que aun no ha tenido oportunidad de encontrarse. Porque al ser bombardeados constantemente con vidas aparentemente perfectas en todas partes y por innumerables vías, creamos una falsa creencia de cómo tiene que ser nuestra vida, una falsa idea de felicidad.  Y creo que esto, precisamente lo que consigue, es aumentar la infelicidad. Hacernos creer que necesitamos mucho más de lo que realmente necesitamos para ser felices, hacernos desear una vida distinta a la única que tenemos oportunidad de vivir, que es la nuestra. Es un constante ir sin llegar nunca a ninguna parte. Y esto me parece muy triste.

Creo sinceramente que la mejor forma de ser cada día mejor persona -poquito a poquito- es admirar aspectos concretos de la gente que conocemos deja que los pedacitos más bonitos de la gente que te encuentras por el camino adornen tu ser –.  Como dijo un día una de mis mejores amigas: Encontrar cosas en las personas en vez de buscarlas. Admirar la perseverancia de tu madre, la fuerza de voluntad de tu hermana, la bondad de tu pareja, el sentido de servicio de tu padre, la fuerza de tu abuelo, etc.

Eso es todo por hoy. Espero que os haya gustado mi bricoconsejo del día ;)

¡Hasta la próxima!

-M.