Cómo trasplantar aguacates de agua a tierra + Cactus y Crasas

¡Bienvenidas y bienvenidos de nuevo al blog! Hoy os traigo una segunda entrada sobre los aguacates que cultivé desde semillas (haced click aquí para leer cómo hacer crecer plantas de aguacate a partir de una semilla), y sobre un par de nuevas amiguitas  :)

Primero de todo, los aguacates que empecé a cultivar en Marzo de este año, pedían a gritos un trasplante. De forma que me puse a ello.

Éste es el aspecto que tenían durante las primeras semanas de cultivo en agua – que corresponden si no recuerdo mal a Marzo de este año-.

tres aguactes

Y éstas imágenes de a continuación, corresponden a Julio de este año. Podéis ver como las hojas son grandes, de un verde muy intenso, y pinta de estar “sanas”.

No tan pequeños aguacates Las vistas del aguacate

 

 

 

 

Mientras que en la imagen de abajo, que corresponde a finales de Agosto de este año, podéis ver como las tres plantas de aguacate ya habían echado muchas raíces y las hojas habían empezado a  tener un aspecto “menos saludable”. Estando un poco decaídas, y siendo su color menos intenso y brillante. Signo de que empezaban a no estar del todo contentas en los tarros de agua.

Aguacates en Agua

¡Hora de trasplantar!

Trasplantar Aguacates

Para trasplantarlos solo necesité las plantas de aguacate, sustrato para plantas (yo usé sustrato universal -que podéis encontrar en cualquier tienda de jardinería, o a veces incluso en sitios como un todo a 100-), una maceta que permita drenar agua – ya que es importante evitar que las raíces se pudran por un exceso de humedad – y , por último, un platito que permita recoger el agua drenada.

Nada más, así de fácil, y así de barato – . Si os animáis a hacer este proyecto, las macetas y el plato no os van a costar más de 2 euros, la semilla la obtendréis de un aguacate que ya os habéis comido – algo que normalmente habríamos desechado, por tanto 0 euros -, y una bolsa de sustrato, que os costará alrededor de 4 euros (y cunde para mucho más que para trasplantar tres aguacates) ;)

Semilla de aguacate transplantada

A la hora de trasplantar, os recomiendo poner un poco de sustrato humedecido en el fondo de la maceta. Luego poner encima la planta de aguacate, de forma que las raíces estén en contacto con el sustrato, y la punta de la semilla quede por encima del margen superior de la maceta – para lograr esto, un buen truco es apoyar los palillos que sostenían la semilla en el tarro de cristal en el borde superior de la maceta, e ir echando sustrato hasta que la mitad de la semilla esté cubierta-.

Al acabar, solo faltará retirar los palillos y regar la planta para que esté en buenas condiciones para adaptarse a su nuevo entorno :)

Trasplante planta de aguacate

Al ir a comprar las macetas con mi hermana a la tienda de jardinería, vimos que vendían cactus i crasas pequeñitos a 1 euro cada uno, así que entre las dos “adoptamos” cinco plantitas -tres mi hermana, y dos yo-.

La primera que me llamó la atención fue esta crasa morada. Por encima de todo, el color me pareció precioso, y pensé que quedaría muy bonito en mi escritorio sin ocupar mucho espacio – no necesito más razones-. ¡Aquí la tenéis!

Crasa Morada
Y la segunda adición a la familia, fue este cactus blanco. Justo al verlo, me recordó a la escena de Avatar en que las semillas de Eywa rodean al protagonista – y como esta peli no me gusta naaada *wink, wink*-, la cogí sin pensármelo dos veces :)

Semillas de Eywa Cactus
Además, aunque es un cactus, no pincha al tocarlo, y eso me parece un super plus

Semillas de Eywa

Esta es la escena de Avatar a la que me he referido en el último parágrafo

Trasplanté tanto la crasa como el cactus a una mini maceta para que estuvieran más a gusto que en la maceta de plástico en que me los vendieron – usando el mismo sustrato que con los aguacates-.

Ésta es la foto final :)

Familia Plantas

Y ésta es la pinta que tiene la zona verde de mi escritorio, a día de hoy – acabo de hacer la foto con mi móvil, es realista, así que ruego me perdonéis si no se parece en nada a una foto motivacional de pinterest ;) -.

Escritorio Realista Plantas

He encontrado que el simple hecho de añadir una planta a mi espacio de trabajo, me permite estar más a gusto al sentarme a hacer faena. Traduciéndose en  una mejora en mi nivel de concentración, productividad y estado general – manteniéndome más positiva y tranquila -.

 

Espero que la entrada de hoy os haya gustado y os inspire a sumar alguna plantita a vuestro espacio de trabajo :)

Muchas gracias por pasaros por el blog, y como siempre,

¡Hasta la próxima!

-M.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cómo cultivar aguacates a partir de una semilla [Paso a paso]

¡Bienvenidas y bienvenidos a esta nueva entrada! Hoy la cosa va de aguacates ;)

Los aguacates han sido, probablemente, mis mejores compis en la transición al veganismo. Antes ni me gustaban, y a día de hoy no imagino mi vida sin ellos. Hasta he llegado a tener un aguacate de fondo de escritorio en mi ordenador y a diseñar camisetas con aguacates en ellas… puede que la cosa se me haya ido un poco de las manos. No lo descarto.

Pues en el progreso natural de mi amor por esta fruta de los dioses, me picó la curiosidad por la planta del aguacate. Blog tras blog, video tras video, acabé intentando hacer crecer más de media docena de semillas de aguacate. De las cuales cuatro siguen vivas a día de hoy – una en casa de mi abuela y tres en casa de mis padres-.

Si os interesa, en Instagram tenéis bastantes fotos de mis semillitas y de su progreso temporal :)

En este post os voy a hablar de lo que he aprendido sobre como conseguir una plantita de aguacate a partir de la semilla del aguacate que nos acabamos de zampar :)

Y aunque los árboles de aguacate tardan de 3 a 10 años en dar fruto y se hacen enormes, hacer crecer uno de una semilla es un proceso muy fácil, interesante y divertido en si mismo -aunque no va a estar naada mal si en un futuro puedo tener mi propia cosecha de aguactes :) :) ;) -.

Árbol de aguacate
Esto es un Sr Árbol de Aguacate

Lo primero que vais a tener que hacer es sacar la semilla de vuestro aguacate, limpiarla bien y secarla.

Para que crezca, tenemos que sumergir la base de la semilla en agua. Para poder hacer esto en un vaso o tarro -que es la opción más sencilla-, clavaremos tres palillos en la linea media de la semilla con cierta inclinación hacia abajo. La cuestión es que la semilla no quede totalmente sumergida en el agua.

tres aguactes

Y con esto ya casi está todo. Lo único que quedará por hacer es esperar a que las semillas se abran y de ellas crezca una raíz y un brote, os recomiendo ir renovando el agua cada 2-3 días. El proceso de abierto/”eclosión” de la semilla varia entre 2 y 4 semanas, según mi experiencia. Puede ser un poco desesperante al principio, cuando parece que día tras día no pase nada, pero no os preocupéis, vuestra paciencia será recompensada :)

semilla aguacate abierta

En la imagen de arriba podéis ver como las semillas se abren o “eclosionan” pasadas estas 2-4 semanas que os he comentado. Una vez abiertas empieza la parte más divertida, ya que podréis ver como día tras día las raíces y el brote van creciendo. ¡Es muy emocionante!

semilla aguacateComo podéis ver en la imagen superior, lo primero que veréis crecer es la raíz.

aguacate brote raíz

Esta fotografía me gusta mucho, porque en ella se puede ver tanto la raíz como el brote creciendo del centro de la semilla. Y en la de abajo ya podéis ver un Sr Brote creciendo por encima del límite superior de la semilla.

Aguacate Brote

Algo que me parece muy curioso es que cada una de las semillas crece de forma distinta, tiene colores distintos, formas y tamaños distintos… Aspecto que añade intriga e ilusión a plantar más de una semilla y verlas crecer :)

Para acabar, aquí os dejo una fotografía de la familia de aguacates que tengo actualmente en casa de mis padres.

Familia aguacates

Una vez que la semilla eche hojas, ya puede ser plantada en un tiesto con tierra – pero como podéis ver en la imagen superior, aun no he llegado a este punto -. Os mantendré informadas del progreso de mis plantitas en Instagram y en el blog ;)

 

Aquí os dejo algunas imágenes sobre la progresión temporal del crecimiento de la planta de aguacate a partir de su semilla.

descarga      Avocado Progression

 

Espero que os haya gustado la entrada y que os animéis a probar este proyecto. Es muy divertido, sencillo y creo que le puede gustar a gente de todas las edades, especialmente a niños, ya que es una excusa divertida para aprender más acerca del mundo vegetal :)

Como siempre, muchas gracias por leerme y ¡hasta la próxima!
-M.

 

 

 

 

 

Cómo sacarle mayor partido a tus jabones de Lush

Snowcake Lush

¡Bienvenidas y bienvenidos! Como habéis podido comprobar, esta semana va de Lush :)

Pensé que tras hablaros de mis jabones favoritos, podría explicaros cómo  hago para sacarles el mayor partido posible. Y es que, como con la mayoría de jabones sólidos, al usarlos una y otra vez, los jabones de Lush van perdiendo “capacidad de hacer espuma”, haciéndose cada vez más difíciles de usar. Y esto es aún más importante en aquellos jabones exfoliantes, ya que la parte que hace espuma se consume más rápidamente que la parte exfoliante, quedándote un jabón que exfolia demasiado y no limpia suficiente.

Para disminuir este problemilla, lo que hago es cortar los jabones en pedacitos pequeños. Al ser trozos más pequeños, son más fáciles de usar – puesto que te caben perfectamente en la mano – y tardan más en llegar al punto en que no hacen suficiente espuma. La verdad es que no sé la razón de esto, pero he comprobado que así suele ser, especialmente en aquellos que son exfoliantes, como ya he comentado antes.

Cut lush soap
No pude evitar que la foto quedara un tanto sádica, perdonadme…

Para que os sea más fácil cortar el jabón, os recomiendo usar un cuchillo grande y sin sierra como el de la foto de arriba.

Cómo cortar jabones de lush

Como el de la imagen de arriba, la mayoría de jabones que compro en Lush son de 100 gramos. Y lo que suelo hacer es cortarlos en 4 trozos de 25 gramos – aproximadamente, no hace falta ser exactos ;) -.

Y para que no se estropeen una vez cortados, los almaceno en un tarro de cristal, como el que veis en la imagen de abajo.

Snowcake Lush

Otro punto bueno de esta técnica es que puedes variar con mayor frecuencia el jabón que usas, sin tener que acabar uno entero antes de probar otro, ni tener varios pedazos grandes empezados a la vez :)

Y hasta aquí la entrada de hoy, espero que os haya gustado la semana temática de Lush ;)

Nos vemos pronto, ¡hasta la próxima!

-M.