Cómo sacarle mayor partido a tus jabones de Lush

Snowcake Lush

¡Bienvenidas y bienvenidos! Como habéis podido comprobar, esta semana va de Lush :)

Pensé que tras hablaros de mis jabones favoritos, podría explicaros cómo  hago para sacarles el mayor partido posible. Y es que, como con la mayoría de jabones sólidos, al usarlos una y otra vez, los jabones de Lush van perdiendo “capacidad de hacer espuma”, haciéndose cada vez más difíciles de usar. Y esto es aún más importante en aquellos jabones exfoliantes, ya que la parte que hace espuma se consume más rápidamente que la parte exfoliante, quedándote un jabón que exfolia demasiado y no limpia suficiente.

Para disminuir este problemilla, lo que hago es cortar los jabones en pedacitos pequeños. Al ser trozos más pequeños, son más fáciles de usar – puesto que te caben perfectamente en la mano – y tardan más en llegar al punto en que no hacen suficiente espuma. La verdad es que no sé la razón de esto, pero he comprobado que así suele ser, especialmente en aquellos que son exfoliantes, como ya he comentado antes.

Cut lush soap
No pude evitar que la foto quedara un tanto sádica, perdonadme…

Para que os sea más fácil cortar el jabón, os recomiendo usar un cuchillo grande y sin sierra como el de la foto de arriba.

Cómo cortar jabones de lush

Como el de la imagen de arriba, la mayoría de jabones que compro en Lush son de 100 gramos. Y lo que suelo hacer es cortarlos en 4 trozos de 25 gramos – aproximadamente, no hace falta ser exactos ;) -.

Y para que no se estropeen una vez cortados, los almaceno en un tarro de cristal, como el que veis en la imagen de abajo.

Snowcake Lush

Otro punto bueno de esta técnica es que puedes variar con mayor frecuencia el jabón que usas, sin tener que acabar uno entero antes de probar otro, ni tener varios pedazos grandes empezados a la vez :)

Y hasta aquí la entrada de hoy, espero que os haya gustado la semana temática de Lush ;)

Nos vemos pronto, ¡hasta la próxima!

-M.

La mejor mascarilla

mask-of-magnaminty-2.1

¡Bienvenidas y bienvenidos! Hoy os dejo una reseña sobre mi mascarilla preferida, la Magnaminty de Lush.

He comprado este producto como mínimo 4 veces en los últimos dos años. Cuando se me gastó el tercer bote, se me olvidó comprar uno nuevo, pero unos meses más tarde, al entrar en una tienda de Lush, la volví a coger. Y por supuesto, ¡me sigue encantando! Sinceramente, no sé por qué pasé tanto tiempo sin usarla…. será mi memoria de abuela.

La describen como una máscara limpiadora y calmante rica en menta y otros ingredientes buenísimos, que estimula el olfato y la mente.Especialmente buena para aquell@s que tengáis la piel grasa con tendencia a acné y puntos negros.

Para mí lo mejor es su efecto refrescante, me gusta mucho llevarla puesta – cosa que hace que en vez de usarla de 5 a 10 minutos como pone en la etiqueta, la lleve de 20 a 25-. Aun así, nunca me ha dado ninguna reacción. Al retirarla, noto que mi piel está más calmada, lisa y suave. También he notado que me disminuye las rojeces, cosa que me va muy pero que muy bien :)

mask-of-magnaminty-1mask-of-magnaminty-3

Lush vende 2 versiones de esta mascarilla, la normal y la auto-conservante. Como podéis ver en la imagen de arriba, mi preferida es la auto-conservante. No supe distinguir los efectos de una y de otra en mi piel, me parecieron muy similares, pero me gusta la idea de sustituir conservantes sintéticos por productos naturales, como la miel en este caso. En la imagen superior de la derecha podéis ver la miel que lleva el producto, os la he señalado con una flecha blanca.

La versión auto-conservante es un poquito más cara,  el gramo sale a 0.041 euros, mientras que en la no auto-conservante sale a 0.0365 euros -cogiendo los valores del bote de 315 gramos-.

Suelo usar esta mascarilla unas 3-4 veces por semana, lo que hace que me salga a cuenta comprar el bote de 315 g en vez del de 125 g. Es importante mirar la fecha de caducidad, ya que si lo usáis con poca frecuencia, puede que  no os salga a cuenta comprar el bote grande -caduca 5 meses después del envasado-.

El bote pequeño (125 gramos) cuesta 6.95 euros, y el bote grande (315 gramos) cuesta 12.95 euros.

Dicho esto, os recomiendo esta mascarilla al 100%. La relación calidad-precio está muy bien, y los resultados son innegables, especialmente si tenéis la piel grasa con tendencia a granos y puntos negros. Recordad que la podéis usar en el cuerpo además de la cara, a mi me va muy bien para la zona del escote y  hombros.

Espero que os haya gustado este post y os animéis a probar esta mascarilla :) Si también la habéis probado, dejad vuestra opinión en la cajita de comentarios; y sentiros libres de dejar recomendaciones sobre vuestros productos favoritos de Lush <3

¡Hasta la próxima!mask-of-magnaminty-roar

-M.